“Amputacion del dedo de mi pie no era necesaria”

wvGuillermo Veldhoven está en el mercado de productos biológicos en el Nieuwmarkt de Ámsterdam cada sábado, como siempre. Un año atrás no lo hubiera pensado: “me imaginé que le seguiría a mi hermano. Él tenía diabetes como yo. Le amputaron primero el dedo del pie, luego el pie entero, después la pierna y después de un año estaba muerto.” Guillermo voló a Cuba para su tratamiento con una medicina que en Holanda no está disponible. “Y ahora mi pie está curado.

“Empezó en mayo 2015. Mi pierna derecha estaba hinchada. El medico encontró una heridita debajo de mi pie derecho que estaba infectado. Me dieron antibiótica y cada tres semanas fui a la enfermería para que cuiden a mi pie. Después de 6 semanas seguía igual y me enviaron al hospital Alrijne en Leiden. Ahí me contaron que heridas se curan muy difícilmente en gente con diabetes por la circulación disminuida. Medio año después resultaba que el hueso estaba infectado y que el dedo tenía que ser amputado.”

Pasaron dos meses y la herida de la cirugía tampoco quería sanarse. Guillermo envió fotos de su pie maltratado, sin dedo grande, a sus amigos en Cuba, donde viene desde 1994. Tiene varios amigos en el país, especialmente por los proyectos humanitarios que organizó alla.

“Recibí respuesta de doctor Orlando Seguro, que me contó sobre la medicina Heberprot-P-75”

Remedio rápido

Resulta que Heberprot puede prevenir amputaciones a través de la estimulación de la coagulación en heridas infectadas, especialmente en pies diabéticos. “El pie se cura mucho más rápido de esta manera”, cuenta Ernesto Lopez, director del Centro de Genética y Biotecnología, que desarrolló el producto. Heberprot, en nuestro país y Europa conocido bajo el nombre Epiprot, es utilizado en unos 30 países, especialmente en América Latina. Lopez: “Mas de 246.000 pacientes diabéticos son tratados anualmente con éxito.”

Guillermo es uno de esos pacientes y está muy contento con los resultados. Por eso pide atención para esta medicina cubana: “Es que no puedo entender por que no se ha hecho disponible todavía en el mercado Europeano.”

 

Resulta que es un proceso muy dificultoso, confirmado también por Ernesto Lopez desde Cuba: “Esperamos que estudios que actualmente están siendo realizados en España ayudaran a poder ofrecerlo también en Europa. Encontramos un socio que podrá ayudar este proceso en la Unión Europea.

Dentro de la Unión Europa y con unos cuantos otros países liados hay tratos sobre la convalidación de medicinas. Con Cuba no hay un trato comparable, explica también el portavoz del Consejo para la Evaluacion de Medicamentos (CBG), que controla el uso, los riesgos y la calidad de medicamentos para humanos y animales en Holanda. Si en Holanda se acepta un tratamiento con un producto específico, automáticamente es aceptado también en los otros países de la Unión Europa. Y vice versa.

Sobre peticiones que siguen en proceso el CBG no se puede pronunciar. El portavoz si puede confirmar que el proceso de un petición toma entre 6 y 12 meses. “Lo más completo que esté el expediente, lo más rápido que será el proceso.” Las reglas con estrictas y voluminosos. Por ejemplo, es necesario estar registrado en la Union Europea para poder recibir la autorización. Por eso que el fabricante cubano buscó la cooperación de una empresa en España.

 

Interesante

Profesor Nicolaas Schaper (reconocido en todo el mundo por su dedicación al diagnóstico, el tratamiento y la prevención de problemas con pies diabéticos) cuenta que conoce al producto Epiprot pero no lo investigó directamente todavía. “La idea detrás de Epiprot es interesante. Es un estimulante del crecimiento de la piel llevando a cabo una mejora en el curación de heridas. Lamentablemente los estudios que fueron realizados hasta ahora no han sido de tal calidad que puedo confirmar con certeza si funciona o no. Además hay tratamientos alternos excelentes que si fueron probados como eficaces para el mismo grupo meta de Epiprot.”

Guillermo Veldhoven no está de acuerdo. “Estoy feliz que pude ahorrarme más sufrimiento pero según el médico en Cuba, que trabaja con este medicamento por muchos años, la amputación no habría sido necesaria si hubiera tenido acceso a Heberprot antes. Es duro oírlo. Si me hubiera ido a Cuba antes, no me habrían quitado el dedo del pie y me hubiera sanado mucho antes. Perdí meses de mi vida en el proceso. Los gastos para mi tratamiento y mi sufrimiento fueron altos y podrían haber sido prevenidos si mi país reconocería este medicamento.”

En Holanda se amputan 33.000 piernas anualmente, constando sobre todo de amputaciones bajo la rodilla causadas por el Síndrome del “Pie Diabético”.

Voeg toe aan je favorieten: permalink.

Reacties zijn uitgeschakeld.